Andrea Chamizo - *Serendipia*, concierto para viola y orquesta

Andrea Chamizo (1988)

Serendipia, concierto para viola y orquesta

Efervescencia
Fractura
Hallazgo

ANDREA CHAMIZO ALBERRO (1988)

Serendipia, concierto para viola y orquesta
Efervescencia
Fractura
Hallazgo

La compositora mexicana Andrea Chamizo Alberro realizó sus estudios en el Centro de Investigación y Estudios de la Música, CIEM, en donde recibe el grado de Licenciatura en Música Teórica y hace la Maestría en Composición Musical, ambos niveles de estudios avalados por el London College of Music. Ha sido beneficiaria de la beca Jóvenes Creadores 2019-2020 y de la beca “Cátedra Extraordinaria Arturo Márquez de Composición Musical 2018”. En 2021, representó a México en la 67 Tribuna de Compositores de la UNESCO en la categoría “Tesoros escondidos” presentando su obra Tlatelolco 68, escrita para conmemorar el movimiento estudiantil de aquel singular año. Con su obra Soy desierto recibió mención honorífica en el Concurso de Composición Arturo Márquez para Orquesta de Cámara 2019. Sus obras han sido seleccionadas e interpretadas en México, Canadá, Estados Unidos, Gales y Ucrania por ensambles como CEPROMUSIC, la Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata, el Cuarteto Arcano, el Cuarteto Aurora, la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes, el dúo canadiense Wapiti, el Dúo Chromatica, la Orquesta Filarmónica de Sonora, la Lemberg Sinfonietta, el Ensamble 20+. También ha participado en talleres con intérpretes como el pianista Mauricio Náder, el Quinteto de Alientos de la Ciudad de México, y el violinista Irvine Arditti. Actualmente es docente y coordinadora académica en el CIEM.
Andrea Chamizo ofrece estas palabras sobre su partitura titulada Serendipia:

La palabra “serendipia” se utiliza para nombrar un hallazgo afortunado que se produce de manera fortuita o cuando se está buscando una cosa distinta. En la ciencia y en la literatura son frecuentes; en esta obra dicho fenómeno ocurre a nivel personal. Serendipia, Concierto para viola y orquesta, está dividido en tres movimientos. En el primero de ellos, Efervescencia, hay expectativa y emoción por algo que se desea. Fractura representa la frustración, tensión y enojo al no haberlo conseguido; y finalmente es en Hallazgo cuando ocurre realmente la serendipia: hay un descubrimiento inesperado que, a pesar de no tener relación con lo que originalmente se deseaba, resulta mucho más valioso y trascendente.

Sin duda, “serendipia” es una eufónica y hermosa palabra, y tiene una historia fascinante. Serendib o Serendip es un nombre antiguo que se refería a la isla de Ceylán, hoy conocida como Sri Lanka. Circulaba por aquellos rumbos un cuento de hadas de origen persa conocido como Los tres príncipes de Serendib. Inspirado en esa fantasía, el escritor inglés Horace Walpole inventó la palabra “serendipia” debido a que los príncipes del cuento solían hacer descubrimientos inesperados.
Antes de concluir con datos puntuales sobre la Serendipia de Andrea Chamizo, vale la pena comentar que a su labor como compositora ha añadido la de instrumentista ejecutante. Actualmente continúa sus estudios de clarinete con el destacado clarinetista Fernando Domínguez y forma parte de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Ella misma afirma que su trabajo como instrumentista de orquesta ha modificado sustancialmente su forma de pensar y entender la música como compositora.
Andrea Chamizo Alberro compuso Serendipia con el apoyo de la beca para Jóvenes Creadores obtenida para el período 2019-2020. La obra fue estrenada el 21 de octubre de 2021 con la violista Felisa Hernández Salmerón, a quien está dedicada la obra y quien trabajó de cerca con la compositora la parte solista. Le acompañó la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes, dirigida por Miguel Salmon del Real, en un concierto realizado en el Teatro Pablo Villavicencio de la ciudad de Culiacán.