Mozart, Wolfgang Amadeus - Divertimento en re mayor, K. 136

Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)

Divertimento en re mayor, K. 136

Allegro
Andante
Presto

De la página 140 del Diccionario Técnico de la Música, publicado originalmente en Barcelona en 1894, y cuyo autor es Felipe Pedrell:

Divertimento. Pieza de música de carácter ligero y, por lo regular, de fácil ejecución, compuesta para uno o varios instrumentos que tienen carácter señalado. Divertimiento ó Divertimento (it.) es un contrapunto episódico que sucede a la exposición de la fuga antes de que se presente de nuevo el tema principal (antecedente y consecuente) en una tonalidad diversa a la principal. Llámanse también Divertimientos, aquella clase de piezas, especie de olla podrida de motivos que se escriben sobre pasajes de óperas de moda.

Más allá de lo pintoresco de la definición (como pintoresco es el resto del diccionario de Pedrell) cabe señalar que el autor omite mencionar una de las características principales del divertimento, que es el hecho de que, casi siempre, está escrito en varios movimientos, y por ello su definición precisa suele ser materia de controversia en el entendido de que es similar a otros géneros, como la suite, la partita, la casación, la serenata, etc.

Entre las obras que Wolfgang Amadeus Mozart escribió en 1772 se encuentran tres divertimentos (K. 136, 137 y 138) que, como tantas otras de sus partituras, fueron escritas en un corto tiempo. Tanto Köchel como Saint-Foix creyeron que se trataba de tres cuartetos de cuerda, confusión derivada quizá de la costumbre de los hermanos Haydn de utilizar la designación de divertimento para sus cuartetos. Sin embargo, se ha establecido más allá de toda duda que estas tres piezas fueron escritas para un conjunto instrumental de mayores dimensiones. De hecho, estos tres divertimentos tienen algunas características comunes con las primitivas sinfonías italianas de la época, y se ha especulado sobre la posibilidad de que Mozart hubiera escrito estos tres divertimentos de cuerdas con la intención de añadirles posteriormente partes para alientos.

En su muy útil y detallado Compendio Mozart, el musicólogo H.C. Robbins Landon hace estos comentarios sobre estos tres divertimentos:

Compuestos como un ciclo y considerados como música para solistas (con violoncello en vez de contrabajo) de tipo informal. El título “Divertimento” fue usado por Mozart casi exclusivamente en este sentido a partir del Divertimento K. 131 de mediados de 1772. Posiblemente estos tres divertimentos sean los cuartetos ofrecidos infructuosamente por Leopold Mozart al editor Breitkopf para su publicación (carta de febrero de 1772).

De los tres divertimentos arriba mencionados, el Divertimento en re mayor K. 136 (conocido también como Sinfonía de Salzburgo No. 1) es sin duda el más conocido. Está escrito en una clásica forma de sonata, con un movimiento lento (Andante) entre dos rápidos (Allegro y Presto). Se dice que la estructura de este divertimento muestra claramente la influencia de Michael Haydn (1737-1806), a quien Mozart tomó como modelo para varias de sus obras. En los dos movimientos exteriores, lo más destacado es el virtuosismo que Mozart exige a los violines principales, de modo que en ocasiones se percibe casi como una parte solista de una obra concertante. En el último movimiento es particularmente atractiva la sección de desarrollo, en forma fugada. En el Andante, Mozart elabora tres temas claramente separados, seguidos por un largo ritornello.