Angulo, Eduardo - Concierto para salterio y orquesta

Eduardo Angulo (1954)

Concierto para salterio y orquesta

El caballero de oriente
La soldadelita
El incidente allende el puente

¿Qué motiva a un compositor a escribir un concierto para un instrumento tan peculiar como el salterio? En el caso de esta obra de Eduardo Angulo, la respuesta es fácil: el impulso surgió de un encargo que le hizo directamente Atlas David Zaldívar, un destacado intérprete mexicano del salterio. Como una muestra cabal de los numerosos vasos comunicantes que hay entre las historias musicales de culturas y países lejanos, cabe mencionar que el salterio está emparentado de cerca con un gran número de instrumentos de construcción y técnica similar; entre ellos, la cítara de origen griego, el kayagum coreano, el guzheng chino, el koto japonés, el yatga de Mongolia, el dan-tranh vietnamita, el kantele finlandés, el santur o santouri, común en Persia, Grecia y la India, el qanun de Medio Oriente, el cymbalom de Europa Central, etc. El salterio mexicano (que tiene algunas características individuales propias, distintas a las de los salterios de otras latitudes) es un instrumento que tuvo mucho auge en nuestro país en el siglo XIX, pero hoy está muy abandonado. Una de esas características es que, a diferencia de ciertos tipos de salterio que se tocan con macillos, como instrumentos de percusión, el salterio mexicano se toca con la técnica de puntear las cuerdas directamente con los dedos, con la ayuda de plectros o “uñas”. Una vez recibido el encargo, Eduardo Angulo se acercó al salterio de Atlas David Zaldívar para explorarlo y entender su funcionamiento y sus técnicas de ejecución. El compositor hace la observación de que siendo el salterio un instrumento de origen tan antiguo, tiene a la vez algunos rasgos primitivos y algunas dificultades que superar. Ya familiarizado con el salterio, Angulo comienza a transitar un camino doble y simultáneo: el de componer la música del concierto, y el de inventar la historia que narra esa música. Como lo ha hecho antes en algunas otras de sus obras, el compositor recurre en lo narrativo a una especie de realismo mágico de sabor nacional, y la historia resultante es ésta, que en sus propias palabras es una historia de amor fallido. Dice Eduardo Angulo:

El primer movimiento se llama* El caballero de oriente*. Este caballero es precisamente el salterio, que nos llegó de Oriente vía Europa. Este es un personaje muy propio y muy distinguido que llega a México desde el Lejano Oriente. El segundo movimiento se llama* Lasoldadelita*, que es una combinación de dos personajes típicos mexicanos, nuestra soldadera y nuestra Adelita. Ella es preciosa, salerosa, encantadora, muy mexicana. Estos dos personajes se encuentran y surge entre ellos un gran enamoramiento, en el que todo sería maravilloso si no fuera por el hecho de que La soldadelita está casada… y con un militar. Este militar descubre el amor entre su esposa y el caballero de oriente, y eso da paso al tercer movimiento,* El incidente allende al puente*. Aquí, el militar persigue al caballero de oriente hasta el otro lado del puente y le suelta un par de balazos. Pero el caballero de oriente es un gran jinete, que con su habilidad logra esquivar los balazos y huye, dejando atrás a La soldadelita y su amorío frustrado.

Es preciso señalar que cuando el concierto quedó listo, Atlas David Zaldívar leyó con el compositor la parte solista, que no requirió ninguna revisión, lo que habla de la buena asimilación que Angulo hizo de los misterios del salterio. El Concierto para salterio y orquesta de Eduardo Angulo recibe su estreno el 14 de septiembre de 2017 en Monterrey, con Atlas David Zaldívar en el salterio solista, y la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Nuevo León dirigida por Jesús Medina.