Lomán, Rodrigo - Obertura mexicana

Rodrigo Lomán (1986)

Obertura mexicana

Rodrigo Lomán, compositor originario de Xalapa, es también guitarrista, habiendo obtenido su licenciatura en el instrumento por la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana. Como es lógico, hay en su catálogo un número significativo de obras para guitarra, entre las que destacan su Concierto veracruzano para guitarra y orquesta, estrenado en 2015 con el compositor como solista, y el Concierto mexicano para la misma dotación que data de 2016. A lo largo de su trayectoria, Lomán ha sido reconocido con diversos premios y becas, entre los cuales destacan la beca del FONCA para Jóvenes Creadores, dos premios en el Concurso de Guitarra Clásica Alfonso Moreno, así como un primer premio y una mención honorífica en dos ediciones del Concurso Nacional de Composición Arturo Márquez para Orquesta de Cámara. Una revisión de la hoja de vida y el catálogo de Rodrigo Lomán permite descubrir de inmediato que la esencia de su trabajo es el estudio, rescate, transformación y divulgación de la herencia musical tradicional de México. Una clara muestra de ello está en el hecho de que ha realizado estudios específicos sobre el tema bajo la guía de maestros especializados, investigando de manera particular los asuntos relacionados con el violín huasteco. Como resultado se esta especialización instrumental, Rodrigo Lomán compuso en 2015 su Concierto para violín huasteco, en cuyo complemento orquestal incluyó una parte para zapateado sobre tarima. Si bien su punto focal de interés es la música ancestral de México, no olvida otras tradiciones populares, como lo demuestra en su Danzaandina de 2017, que obtuvo el primer premio en el Segundo Concurso Iberoamericano de Composición para Orquesta Infantil y Juvenil convocado por Iberorquestas-Ibermúsicas. Para redondear su perfil profesional, cabe mencionar que Lomán ha ejercido también la docencia, ha formado parte de varios ensambles, y ha compuesto música para teatro y para cine.

He aquí unas palabras del puño y letra del compositor sobre su Obertura mexicana:

Escribí la Obertura Mexicana concibiéndola como un breve recorrido por algunas regiones de México: el sotavento veracruzano, la tierra caliente de Guerrero y Michoacán, el norte del país y el Istmo de Tehuantepec en Oaxaca, tejiendo así un viaje que honra a nuestra identidad resaltando la enorme riqueza cultural que esta nación posee. A lo largo de la obra plasmé reminiscencias de las bandas oaxaqueñas y norteñas, de las músicas de las fiestas patronales, de las danzas mestizas, tratando de evocar las peregrinaciones en los pueblos, las ferias, los fandangos, las comidas típicas, las formas de vestir, de hablar, de vivir. Todo esto se halla estructurado dentro de una forma clásica de sonata, empleando recursos propios de la técnica de la música clásica europea. Utilicé un nutrido contrapunto para aludir a la diversidad de nuestras tradiciones; procuré emplear los timbres de forma muy colorida para emular lo pintoresco de nuestras festividades; en algunos pasajes me basé en melodías características del violín calentano, en otros imité figuras de la tuba tradicional del noroeste y del bajo sexto del noreste, refiriéndome asimismo a sones, canciones y corridos originarios de estas regiones, todos ellos acervo indispensable de mi ser mexicano.

Al escuchar la Obertura mexicana de Rodrigo Lomán, el oyente percibe de inmediato el carácter rapsódico de la obra, es decir, el encadenamiento de diversos episodios en los que el compositor hace claras referencias a diversas sonoridades, gestos, ritmos, armonías y trazos melódicos de clara raíz popular. En particular, se escuchan con claridad en la obra las referencias a las bandas de pueblo, logradas por Lomán a través de una hábil y eficaz orquestación. En este sentido, las trompetas tienen un rol importante en varias secciones de la pieza.

La Obertura mexicana de Rodrigo Lomán, seleccionada en la Convocatoria Jóvenes Compositores de la Orquesta Sinfónica de Xalapa, fue estrenada el 18 de agosto del 2017 por ese conjunto, dirigido por Lanfranco Marcelletti, en la Sala de conciertos del Centro Cultural Tlaqná en Xalapa, en el marco del concierto conmemorativo del 88 aniversario de la OSX. La orquesta y su director han repetido la ejecución de la obra en varias ocasiones.