Se encuentra usted aquí

Gala: Jóvenes del Taller de Ópera de Bellas Artes

Director Titular

La Filarmónica invita a jóvenes talentos para el reinicio de temporada.

Programa: 

Ricardo Castro
Concierto para violoncello y orquesta (20')
* Allegro maestoso - Tema variado
* Andante
* Vivo

Wolfgang A. Mozart

Così fan tutte: “Soave sia il vento…” (3'40)
Gabriela Flores, Cynthia Sánchez y Alejandro López

Georges Bizet

Carmen: “Aria de las cartas…” (4'10)
Oralia Castro, Rosa Muñoz y Angélica Alejandre

Wolfgang A. Mozart

Las bodas de Fígaro: “Susannaorviasortite…”
Cynthia Sánchez, Elisa Ávalos y Alberto Albarrán

Vincenzo Bellini

Los Puritanos: “Suoni la tromba…” 4’22
Óscar Velázquez y Alejandro López

                           I N T E R M E D I O

Wolfgang A. Mozart

Las bodas de Fígaro: “Sull’aria…” 2’50
María Fernanda Castillo y Elisa Ávalos

Gaetano Donizetti

El elixir de amor: "Come sen va contento..." (4'40)
Patricia Santos y Alejandro López

Wolfgang A. Mozart
Don Giovanni: “La ci darem la mano…” 3’50
Alberto Albarrán y Óscar Velázquez/Elisa Ávalos y Cynthia Sánchez

Vincenzo Bellini
Norma: “Mira, o Norma…” (7'40)
Margarita Estrada y Oralia Castro

Jacques Offenbach
Los cuentos de Hoffmann: “Belle nuit ô nuit d'amour…” 3’35
Elisa Ávalos y Rosa Muñoz

Léo Delibes
Lakmé: “Viens, Malliká!…” 6’30
María Fernanda Castillo y Gabriela Flores

Gaetano Donizetti
Don Pasquale: “Pronta io son…” 3´30´´
Angélica Alejandre y Alberto Albarrán

Richard Strauss
El caballero de la rosa: “Hab’ mir’s gelobt…” 5’30
Margarita Estrada, Patricia Santos y Rosa Muñoz

José Areán, Director Artístico
Vladimir Sagaedo, violoncello

Sopranos: Angélica Alejandre, Elisa Ávalos, María Fernanda Castillo, Margarita Estrada, Cynthia Sánchez, Patricia Santos
Mezzosopranos: Oralia Castro, Gabriela Flores y Rosa Muñoz
Barítonos: Alberto Albarrán y Óscar Velázquez
Bajo: Alejandro López

Notas al programa: 

Ricardo Castro (1864-1907)

Concierto para violoncello y orquesta
* Allegro maestosoTema variado
* Andante
* Vivo

En la primavera del año 2004 apareció publicada en la Gaceta de la Universidad Veracruzana una entrevista con el violoncellista mexicano Carlos Prieto, realizada por Jorge Vázquez Pacheco. Con motivo de la mención del director de orquesta Jorge Velazco, también mexicano, el violoncellista hizo algunas afirmaciones interesantes sobre el Concierto para violoncello de Ricardo Castro. Helas aquí:

Con Jorge Velazco realicé la grabación en Europa del Concierto para violoncello de Ricardo Castro, obra que destaca por ser la primera en su género compuesta por un mexicano. Fíjese qué cosa tan curiosa: Castro compuso su Concierto para violonchelo en 1890, aproximadamente, y se estrenó en 1903, cuando llegó a París, pero nunca volvió a interpretarse. En México, su patria, nadie se interesó en él, hasta que 80 años después Jorge y yo nos dimos a la tarea de reconstruirlo, estrenarlo en México y luego grabarlo con la Sinfónica de Berlín. Por lo mismo no era extraño que a nadie le interesara en México escribir conciertos para violoncello, pues se sabía que habría que esperar 80 años para estrenarlos. Este Concierto tiene una orquestación muy densa que cuenta con una nutrida sección de metales. En ocasiones, suena tan potente la orquesta que, durante los ensayos, era imposible distinguir el sonido del violoncello. Y un poco en plan de broma, en una de las secciones en que el solista toca contra toda la orquesta, me puse a interpretar una suite de Bach. Cuando terminamos, le pregunté a Jorge si había distinguido lo que toqué con el violoncello y me dijo que no. Grande fue su sorpresa cuando le comenté que no había sido el concierto de Castro, sino un fragmento de una obra de Bach.
Desde luego que la orquesta no cubre al solista en todo momento, y el concierto en sí es una obra hermosa y bien estructurada, pero Castro seguramente no contaba con la experiencia necesaria para lograr el equilibrio adecuado entre la orquesta y un instrumento solista de sonido más grave que el violín. Hay que recordar que vivió sólo 43 años, de 1864 a 1907. Es seguro que no se asesoró por un violoncellista y que, ante lo poco que se tocó su concierto y lo poco que vivió, no tuvo tiempo de realizar una revisión.

Más allá de lo anecdótico, sin duda la parte sobresaliente de esta declaración de Carlos Prieto es la que se refiere al trabajo de reconstrucción que él y Velazco realizaron sobre la obra. ¿En qué estado estaba la partitura? ¿Estaba completa o no? ¿En qué consistió ese trabajo de reconstrucción? Las respuestas, sin duda, deben ser harto interesantes.
La grabación del Concierto para violoncello de Ricardo Castro que menciona Carlos Prieto en la entrevista citada fue realizada con la Orquesta Sinfónica de Berlín. Su audición pone al oyente en contacto con una obra escrita muy de acuerdo con los parámetros europeos de la época. Su primer movimiento tiene un espíritu fundamentalmente dramático y enérgico, y concluye con una importante cadenza para el violoncello solo. Esta cadenza conecta sin pausa con el segundo movimiento, que es de carácter más expresivo, y en el que es posible detectar con mayor claridad la influencia francesa asimilada por Castro. El Vivo con el que concluye el concierto tiene, en algunas de sus páginas, el espíritu de un scherzo, y en otras, el de un allegretto. Aquí, la orquestación de Castro es en general más transparente y delicada que en el primer movimiento.
Jorge Velazco, el director encargado de la conducción orquestal en la grabación ya referida, escribió estas palabras sobre esta obra:

Castro llegó a París en enero de 1903 y logró que se estrenara su Concierto para violoncello el 6 de abril del mismo año. El solista fue un músico belga, Marix Loevensohn, quien lo tocó en Bruselas poco después del estreno francés. El concierto es una obra bella, bien lograda y muy efectiva, que prueba una maestría muy grande en la orquestación y en el conocimiento de los contrastes y el aprovechamiento de los registros instrumentales. El primer movimiento, que está basado en la archirrespetable e hiperconsagrada forma sonata, está enlazado con el segundo (una serie de variaciones) por una cadenza del instrumento solista, y el tercer movimiento acoge una evocación del tema cantabile del primer movimiento. La obra es de una gran brillantez, tiene una coherente unidad, es digna e cualquier pluma europea y no merece el horrendo olvido en el que su bella música está silenciada.

Un par de datos interesantes sobre el cellista belga Marix Loevensohn (1880-1943), encargado del estreno del Concierto para violoncello de Castro. Estudió en Bruselas y fue violoncello solista con la famosa orquesta de Eduard Colonne. Tocó en varios cuartetos notables, incluyendo el de su ilustre paisano Eugène Ysaÿe (1858-1931). Con el paso del tiempo, Loevensohn llegó a ser primer violoncello de la Orquesta del Concertgebouw de Ámsterdam.

Selecciones operísticas

ASÍ HACEN TODAS
(Così fan tutte)
Ópera en dos actos
Música: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)
Libreto en italiano: Lorenzo da Ponte
Estreno: Teatro de la Corte de Viena, 26 de enero de 1790
Una deliciosa comedia de enredos en la que se pone a prueba la fidelidad (o falta de ella) de dos alegres jovencitas y sus respectivos novios.

CARMEN
(Carmen)
Ópera en cuatro actos
Libreto en francés: Henri Meilhac y Ludovic Halévy, basado en la novela homónima de Prosper Merimée
Música: Georges Bizet (1838-1875)
Estreno: Ópera Cómica de París, 3 de marzo de 1875
La fogosa gitana Carmen otorga alternativamente sus favores a un torero y un soldado; la tragedia es inminente.

LAS BODAS DE FÍGARO
(Le nozze di Figaro)
Ópera buffa en cuatro actos
Libreto en italiano: Lorenzo Da Ponte, basado en la obra Le mariage de Figaro de Pierre Augustin Caron de Beaumarchais
Música: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)
Estreno: Burgtheater de Viena, 1 de mayo de 1786
El Conde Almaviva, infatigable seductor, intenta impedir el matrimonio de su fiel y astuto sirviente Fígaro. ¿Por qué? Sencillamente, porque quiere a la novia, Susana, para sí mismo. Intrigas, sorpresas y vueltas de tuerca hacia un final feliz: Fígaro se queda con Susana, y el Conde regresa con su Condesa.

LOS PURITANOS DE ESCOCIA
(I puritani di Scozia)
Melodrama serio en tres actos
Libreto en italiano: Conde Carlo Pepoli
Música: Vincenzo Bellini (1801-1835)
Estreno: Teatro Italiano de París, 25 de enero de 1835
La reina Henrietta y su hija Elvira se ven envueltas en diversas aventuras en medio de la Guerra Civil. Después de mil peripecias, Elvira se reúne con su amado Arthur Talbot. El victorioso Cromwell perdona a su enemigo Talbot.

LAS BODAS DE FÍGARO
(Le nozze di Figaro)
Comedia para música en cuatro actos
Libreto en italiano: Lorenzo da Ponte, basado en Las bodas de Fígaro de Pierre-Augustin Caron de Beaumarchais
Música: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)
Estreno: Burgtheater de Viena, 1 de mayo de 1786
Un hábil barbero ve peligrar su inminente matrimonio, mientras a su alrededor ocurren diversas intrigas amorosas, y las parejas se hacen y se deshacen. Conclusión del magno enredo: final feliz para todos y todas.

EL ELÍXIR DE AMOR
(L‘elisir d’amore)
Ópera cómica en dos actos
Música: Gaetano Donizetti (1797-1848)
Libreto en italiano: Felice Romani, basado en el libreto titulado El filtro, escrito originalmente por Eugène Scribe para una ópera de Daniel Auber.
Estreno: Teatro de la Cannobiana, Milán, 12 de mayo de 1832
Un joven cuyo amor no es correspondido se ve obligado a comprarle a un charlatán una pócima amorosa; los resultados de la medicina no son del todo malos.

DON GIOVANNI
(Don Giovanni)
Drama jocoso en dos actos
Música: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)
Libreto en italiano: Lorenzo Da Ponte, basado en la leyenda de Don Juan
Estreno: Teatro Tyl de Praga, 29 de octubre de 1787
Un caballero seductor y su cínico sirviente se encuentran con un muerto de piedra que clama venganza; las puertas del infierno están a punto de abrirse.

NORMA
(Norma)
Tragedia lírica en dos actos
Libreto en italiano: Felice Romani, basado en la tragedia Norma o el infanticidio, de Alexandre Soumet
Música: Vincenzo Bellini (1801-1835)
Estreno: Teatro de La Scala de Milán, 26 de diciembre de 1831
Norma, sacerdotisa druida, se enamora de un militar romano. Por desgracia, no hay futuro en amar al enemigo, y las cosas terminan mal.

LOS CUENTOS DE HOFFMANN
(Les contes d’Hoffmann)
Fantasía en tres actos, con un prólogo y un epílogo
Música: Jacques Offenbach (1819-1880)
Libreto en francés: Jules Barbier y Marcel Carré, basado en varios cuentos de Ernst Theodor Amadeus Hoffmann
Estreno: Ópera Cómica de París, 10 de febrero de 1881
Una muñeca, una cantante y una cortesana son los objetos amorosos de Hoffmann, quien narra con lujo de detalles sus aventuras con las tres.

LAKMÉ
(Lakmé)
Ópera en tres actos
Libreto en francés: Edmond Gondinet y Philippe Gille, basado en el cuento El matrimonio de Loti de Pierre Loti
Música: Leo Delibes (1836-1891)
Estreno: Ópera Cómica de París, 14 de abril de 1883
Lakmé es la hija de un sacerdote Brahmin de la India. Por ello, le está prohibido amar al oficial británico Gerald. Esta prohibición de amar le cuesta a Lakmé la vida.

DON PASQUALE
(Don Pasquale)
Ópera buffa en tres actos
Libreto en italiano: Giovanni Ruffini (firmado con el seudónimo de Michele Accursi)
Música: Gaetano Donizetti (1797-1848)
Estreno: Teatro Italiano de París, 3 de enero de 1843
Un solterón rico y cascarrabias quiere impedir que su sobrino herede su fortuna. La solución: ¡casarse! Mal negocio: Don Pasquale resulta engañado y descubre que la vida matrimonial puede ser infernal. Por fortuna, hay remedio.

EL CABALLERO DE LA ROSA
(Der Rosenkavalier)
Ópera en tres actos
Libreto en alemán: Hugo von Hofmannsthal
Música: Richard Strauss (1864-1949)
Estreno: Teatro de la Corte de Dresde, 26 de enero de 1911
Una princesa entrada en años tiene por amante a un joven conde. El conde se encuentra con una bella muchacha de su edad y se enamora. La princesa comprende que su tiempo ha pasado y bendice el amor de la joven pareja.

Juan Arturo Brennan

Video externo: 
El Mtro. Areán invita al reinicio de temporada; momentos de los ensayos de Vladimir y del Estudio-Opera de Bellas Artes